Pueden parecer precauciones simples, sin embargo, pandemias como el Covid-19 son contenidas tomando las medidas adecuadas a tiempo. La regla número uno es: No entrar en pánico. La número dos: Tomar distancia. Ser responsables no es lo mismo que actuar de manera apresurada y con temor. Entendiendo que algunos sectores de la economía no pueden sistemáticamente teletrabajar, aquí dejamos algunas recomendaciones para prevenir y minimizar los contagios en el caso de los comercios:

Medidas para todos:

  • No entrar en pánico. Y ser rigurosos en mantener la DISTANCIA. No podemos cansarnos de enfatizar este punto, sobre todo en momentos que entramos a la Fase 4 de la pandemia.
  • Seamos responsables con el abastecimiento. Los negocios que proveen productos y servicios de primera necesidad continuarán funcionando -quizás con alguna restricción horaria previsible- de manera normal si nosotros nos comportamos de manera responsable. Por eso no es necesario vaciar el supermercado ni la farmacia.
  • Es normal que situaciones como esta generen altos grados de estrés. Hay que entenderlo, aceptarlo y tomar medidas para reducirlo en lo posible (ver punto 1: no entrar en pánico). Una forma de hacerlo es conversar sobre las situaciones que gatillan ansiedad (cómo afecta la pandemia la rutina, en cuanto situaciones personales, laborales y familiares) e intentar concentrarse en las tareas diarias, hobbies o reuniones con amigos, que nos devuelven a la rutina.
  • Y ahora las que conocemos: Lavarse las manos con frecuencia, por 20 segundos, especialmente antes y después de comer, luego de tocarse la cara, estornudar o limpiarse la nariz. Evitemos tocarnos la cara. Quizás nos cueste al principio, pero un pequeño ejercicio de autoconciencia nos permitirá tener hábitos más higiénicos para prevenir esta y otras enfermedades virales.
  • Privilegiar los medios de pago sin contacto (tarjetas de crédito, transferencia, pagos online, Código QR, etc.) o que requieran de menos interacciones cercanas entre personas.
  • Privilegiar a los comercios que cuentan con medidas de prevención claras para sus trabajadores.
  • Si se encuentra enfermo con una gripe común u otra enfermedad,  evitemos exponernos a lugares concurridos. Quedémonos en casa a menos que sea de vital importancia. Las defensas bajas no ayudan a la recuperación.
  • Cubramos los papeles higiénicos que utilicemos para estornudar o toser antes de tirarlos a la basura.

Medidas para el comercio:

  • Lo básico: no causar pánico entre los colaboradores, pero sí tomar muchas precauciones especialmente con quienes se encuentren enfermos o en medio de un resfrío.
  • Si es posible que realicen sus labores desde la casa, promover el teletrabajo responsable. Existen herramientas útiles para organizar y medir cumplimiento de tareas sin importar dónde se encuentre el trabajador (ej: Monday, Trello, etc.) Claro, esto, en la medida que el negocio lo permita.
  • Tomar medidas de seguridad para los trabajadores que tienen que estar en contacto directo con personas o cargas: entregar guantes, promover el trabajo a más de 1 metro de distancia y preguntarles si tienen algún familiar contagiado para adoptar medidas a tiempo.
  • Potenciar estas medidas de seguridad en el caso de colaboradores que trabajan como repartidores de productos, encargados de despacho, etc.: instruir que la entrega y la recepción de productos sea lo más distante posible. Preferir medios de pago electrónicos es una buena forma de evitar el contacto directo con el vendedor o repartidor.

Con estas pequeñas acciones, siendo cuidadosos con nosotros y con quienes nos rodean, podemos prevenir y disminuir los riesgos.